miércoles, 3 de abril de 2013

El otro lado

Fuente: Marketing directo
Los anuncios son una parte muy importante para una empresa. Pueden ser la forma de responder a críticas, como la que analizamos en el día de ayer respecto a Coca-Cola. También pueden servir para mejorar la imagen de la marca, o simplemente vender.

Sí, separo ambas definiciones, debido a que no todos los anuncios tienen como finalidad conseguir la venta. Otros, su objetivo  es agradar al público, generar una mejor imagen, que su Responsabilidad Social Corporativa se haga notar y ayude a que la empresa sea la elegida en un futuro. Las compañías lo saben y lo utilizan para conquistar al lector, ya sea mediante virales o anuncios “branding”.

La empresa que sepa manejarse en estos terrenos será, casi con toda la probabilidad, la que lidere su mercado. Anteriormente hemos mencionado Coca-Cola, a la que hay que reconocer que sus anuncios llenan de sentimientos a sus espectadores. Son capaces de sentirse identificados. Se podrían poner varios ejemplos sobre sus eslóganes, pero lo que es indudable es que generan emociones. Pero también les hemos visto otra forma de publicitarse. En su “guerra” con Pepsi, ambas compañías han lanzado anuncios con mensajes para su rival. En España está muy restringida la publicidad comparativa, pero en otros países sí hemos visto una lucha en sus spots.

Si nos quedamos en nuestro país, hay una empresa que supo gestionar su marca y tuvo un compromiso fiel con sus clientes, algo que toda RSC dice. Se trata de “El País”. Allá por 2007, coincidiendo con el rediseño de su página web y con cada día más gente entrando a Internet, supo que debían mejorar su imagen. 

Producto de aquel pensamiento fue la magnífica campaña “Querer comprender”, una sucesión de imágenes con una persona recitando una poesía callejera por diferentes escenarios internacionales. En tan solo 45 segundos fueron capaces de captar la nueva esencia del periódico, un periódico global y accesible desde todas partes.

Premiado por la prestigiosa International Newspaper Marketing Association (INMA) en 2007, su efecto fue considerable. Seis meses después del lanzamiento de esta campaña,  El País se erigió como líder indiscutible en Internet en nuestro país, con 2.336.000 lectores, lo que entonces suponía un récord histórico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario