miércoles, 13 de marzo de 2013

Guion patrocinado por Coca Cola

Por Juan Ignacio Cantero
La publicidad es una de las más importantes fuentes de ingreso en la actualidad. Los medios de comunicación basan sus ingresos en los anuncios, cuñas y spots publicitarios y el espacio físico, sonoro o audiovisual según sea medio impreso, radio o televisión se adecúa a la inclusión de publicidad. Al parecer lo mismo ocurre en las serie de televisión cuyo ejemplo más claro es la recién terminada serie de Antena 3, El Barco y su anunciante Coca Cola.






El guion de la serie tiene ligeras adaptaciones a los intereses de Coca Cola y ese mismo hecho les ha llevado a cometer errores graves de guión. La serie trata de un barco-escuela que queda a la deriva tras acabarse el mundo por un fallo en el acelerador de partículas. No hay continentes, solo océanos. Pues bien, en uno de los capítulos de El Barco, los protagonistas tienen “la última Coca Cola del mundo” la cual guardan para celebrar algo. En capítulos posteriores y cuando esa Coca Cola ya había sido consumida, continúan apareciendo más y más como si el barco tuviera una reserva infinita de Coca Colas. En una situación límite en que los protagonistas tienen que pescar para poder comer y racionar la comida resulta que hay Coca Colas para vivir dos siglos más. El reporte económico publicitario prima más que la corrección del guión. En la serie, la publicidad ya no es subliminal sino que se hace completamente explícita convirtiéndose en una publi-serie.

Los seguidores de la serie poco tardaron en percatarse del asunto y rápidamente se creo un hashtag llamado #elbarco19 donde se twitearon cosas como: “parece que la fábrica de Coca Cola sobrevivió al apocalipsis”.

Sin embargo, la audiencia de la serie, en lugar de bajar por el error de guión, subió por la cantidad de comentarios que generó. La publicidad de Coca Cola una vez más resultó efectiva.

Tanto es así que Coca Cola lanzó poco antes de acabar la serie un spot “para dar explicación al ilimitado suministro de la bebida en la serie”, pero en realidad es una continuación de la campaña de marketing que tan buenos resultados le ha dado. El anuncio no es más que un sketch promocional.

La publicidad da de comer a los medios, y si es de Coca Cola más, hasta el punto de que ya no importa reducir la información de un periódico a la mitad o trastocar el guión de una serie para introducirla. El caso es que con Coca Cola se ha cumplido esa máxima de “da igual que hablen mal de ti, lo que importa es que hablen”. La campaña llevada a cabo en la serie “El Barco” suscitó todo tipo de comentarios e incluso mofas, pero aún así la serie obtuvo más audiencia y el marketing de Coca Cola fue positivo. Como decía el spot de Aquarius (producto perteneciente a Coca Cola por cierto), “La gente hace lo que le da la gana”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario